miércoles, 31 de mayo de 2017

Tarta de queso esponjosa


ingredientes:

50 gr. de mantequilla
50 gr. de queso crema
65 ml. de leche
4 yemas de huevo
30 gr. de harina
30 gr. de maizena
7 claras de huevo
70 gr. de azúcar

Preparación:

Pon en una cacerola o cazo, a fuego medio-bajo, la mantequilla, el queso crema y la leche y remueve con unas varillas manuales hasta que la mezcla quede homogénea. 
Retira del fuego deja enfriar. 
En otro bol grande bate las yemas y agrega en hilo la mezcla del queso, removiendo con las varillas hasta que se integre todo perfectamente..

Enciende el horno 160º calor arriba y abajo.

Tamiza la harina con la maizena poco a poco sobre la mezcla anterior y mezcla  hasta que no queden grumos de harina.

Monta las claras con unas varillas (eléctricas mejor) hasta que formen picos blandos y entonces agrega el azúcar poco a poco y sigue montando hasta que formen picos duros.
 Agrega las claras montadas en varias veces y con movimientos envolventes al resto de los ingredientes.

Vierte la mezcla en un molde de unos 18 cm de diámetro que sea alto, forrado por dentro con papel de hornear (importante, fondo y laterales) y golpéalo un par de veces sobre la encimera para liberar las burbujas de aire de mayor tamaño.
Si vas a usar un molde desmontable asegúrate de envolver por fuera el fondo y los laterales con papel de aluminio, dos veces para evitar cualquier fuga.

Coloca el recipiente lleno de masa en otro molde más grande para hornear, forrado con dos trozos de papel de cocina en la base, eso ayuda a que el calor se distribuya uniformemente. 
Llena el más grande con aproximadamente dos centímetros y medio de agua caliente. Al baño María de toda la vida, vaya.

Introdúcelo en la parte baja del horno 25 minutos a 160º + 40 minutos a 140º, o hasta que veas que está cuajado. Para entonces casi habrá doblado su volumen.

Si ves que se está tostando mucho por arriba y aún falta tiempo de horneado, puedes cubrirlo holgadamente y sin apretar, con un trozo de papel de aluminio.

Retíralo del horno e inviértelo cuidadosamente sobre tu mano dominante, y  mientras lo sujetas con ésta, ve desprendiendo el papel con la otra. 
Ten mucho cuidado y usa unos guantes de horno o algún paño, ya que estará caliente. Ahora voltéala sobre el plato de servir. También puedes invertir la tarta en un plato directamente, pero esto hará que se desinfle más. 


Espolvorea la parte superior con azúcar glas y sírvelo con fresas mientras aún está caliente. MMnnnnnnn ☺

Fuente: Adaptada de Bien Tasty, tenéis un vídeo explicativo en el enlace.